Catalá defiende que los registros civiles ganarán en eficacia con la nueva reforma


15 oct. 2014


Publicado en www.eleconomista.es

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, defendió este martes en el Senado que la reforma del registro civil permitirá que ganen en eficacia y se desjudicialicen.

Catalá se mostró comprometido en la mejora de su funcionamiento para que logren un funcionamiento "propio del siglo XXI y no del siglo pasado" con la incorporación de las nuevas tecnologías.

El titular de Justicia se expresó en estos términos en la contestación a una pregunta realizada por el senador socialista Antonio Julián Rodríguez sobre si el Ministerio de Justicia pretende seguir adelante con el proyecto de real decreto por el que se crea una corporación de Derecho público para gestionar el nuevo registro civil electrónico.

Catalá defendió que esta reforma permitirá que los registros civiles ganen en eficacia y se desjudicialicen. "Estamos trabajando por un registro propio del tiempo actual, utilizando las nuevas tecnologías y facilitando esa relacion con los ciudadanos", afirmó.

"Más de 425.000 nacimientos al año y casi 400.000 defunciones, que se articulan a través del registro civil, van a pasar a ser gestionados de manera electrónica sin necesidad de presencia física, de los padres o de los familiares", apuntó.

EL "NEGOCIETE" DE GALLARDÓN

Por su parte, el senador socialista argumentó que la misma semana que dimitió el exministro Alberto Ruiz-Gallardón "explotó en su ministerio otro enredo, de menor trascendencia pública que la reforma de la ley del aborto, que afectaba personalmente al presidente del Gobierno y a sus hermanos".

Rodríguez resaltó que se trataba de la decisión del Gobierno del pasado 4 de julio de encomendar a los "compañeros" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "la llevanza del registro civil con una discreta adjudicación millonaria de un nuevo y único sistema informático para todos los registros civiles españoles, bajo un procedimiento negociado y sin publicidad donde aparece", según manifestó dirigiéndose al ministro, "una empresa pública de ingeniería que al parecer usted conoce bien y un conocido suyo, el señor Diego Torres, también", dijo este senador en referencia al exsocio de Iñaki Urdangarin.

"Su proyecto genera duplicidades, problemas a régimen disciplinario y en el pago de cuotas. Los propios registradores le señalan que esta reforma integral de los registros entre ellos ha sembrado la discordia y atenta contra su independencia. El dimisionario ministro parece que no sólo quería una privatización sino además también un posible negociete", lamentó el senador.


ENLACE A LA NOTICIA Imprimir artículo