CCOO se reúne con la secretaria de Estado de Función Pública: es hora de recuperar todos los derechos arrebatados


22 nov. 2016



CCOO se entrevista con la secretaria de Estado de Función Pública

CCOO reclama a la secretaria de Estado, entre otras reivindicaciones, la recuperación de todos los derechos arrebatados así como una Oferta de Empleo Público excepcional que incluya todas las plazas vacantes en todas las Administraciones Públicas

CCOO se reunió ayer, 21 de noviembre, con Elena Collado, secretaria de Estado de Función Pública, a los efectos de reanudar las relaciones entre el sindicato y el Gobierno, obstaculizadas por el periodo en funciones y la nula voluntad de los responsables de la Administración para tratar los asuntos que afectan a las personas que trabajan en los diferentes ámbitos de las Administraciones Públicas.

El Área Pública de CCOO ha presentado las reivindicaciones que están pendientes del anterior periodo:
  • Un calendario concreto y tasado de negociación para la recuperación de los derechos arrebatados a las y los empleados públicos en el período de crisis (entre otras, CCOO exige la recuperación del recorte del salario que se realizó por el gobierno de entonces en 2010, la recuperación del 100 % del salario total en las bajas por IT…);
  • Incremento salarial mínimo igual al IPC para 2017; 
  • Oferta de Empleo Público excepcional con todas las vacantes; soluciones para trabajadoras y trabajadores interinos y temporales en el sector público después de las sentencias del TJUE; 
  • Eliminación de la tasa de reposición en todas las Administraciones; 
  • Adaptación de nuestra normativa a la jurisprudencia europea sobre contratación (Estatuto Básico del Empleado Público y Estatuto Marco); 
  • Eliminación del criterio gubernamental para que, con carácter básico, las Administraciones puedan disponer de su propio margen de negociación dentro de sus respectivos techos de gasto; 
  • Reactivar el diálogo y poner soluciones a los problemas que la crisis económica ha creado y que están perjudicando de forma grave a los servicios públicos y a la gente trabajadora que se emplea en ellos. 

Por todo ello, exigimos la convocatoria inmediata de la Mesa General de las Administraciones Públicas para abordar la negociación de todos estos contenidos y esperamos que el nuevo Gobierno atienda esta reivindicación y normalice el derecho a la negociación colectiva de las empleadas y empleados públicos, que nos ha sido arrebatado en los últimos siete años.

CCOO, la primera organización sindical por representación en las Administraciones Públicas, ha puesto encima de la mesa otros procesos que revisten una importancia capital para el sindicato, especialmente los que tienen que ver con las condiciones de trabajo y efectivos, como son la reorganización administrativa que está efectuándose a través de la CORA (Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas, ahora en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas); los procesos de digitalización en las Administraciones y sus impactos sobre funciones, profesionalización y empleo; la situación de las mutualidades; los derechos sindicales en las Administraciones; o el calendario para abordar el Convenio Único del Personal Laboral, entre otros temas.

La reunión ha transcurrido en un ambiente con un talante aparentemente negociador, en la que se han puesto de manifiesto los enfoques de las dos partes, confrontados como corresponde al periodo de conflicto y desencuentro que se produce por las políticas de recorte del Gobierno hacia los servicios públicos y las personas que en ellos trabajan.

Elena Collado nos ha trasladado que no hay, de momento, propuestas concretas del Gobierno sobre todos estos temas, ya que están pendientes del techo de gasto, lo que condicionará las materias y profundidad de la negociación.

Al preguntarle por las recientes manifestaciones de otro sindicato, en la que aludía a compromisos asumidos por el Gobierno, la secretaria de Estado ha manifestado desconocer el origen de lo expuesto, toda vez que ella no ha realizado declaraciones al respecto, ni establecido compromiso alguno, por lo que quedan a la responsabilidad del sindicato que las ha realizado.

Muchos meses después, tras los bloqueos y obstáculos que el Gobierno en funciones ha interpuesto, escudados en su falta de legitimidad para abrir los espacios previstos de negociación con los sindicatos de las Administraciones Públicas, estamos ante un primer compromiso de establecer un calendario con agenda para abrir las discusiones y negociaciones, un paso imprescindible para tratar las reivindicaciones expuestas.
Imprimir artículo