CCOO y UGT presentan un plan de 20 actuaciones urgentes por el progreso y el bienestar social


9 jun. 2016



La propuesta contiene 20 medidas que, como ha subrayado el secretario general de CCOO, “los sindicatos consideramos urgentes e imprescindibles para solucionar los problemas laborales y sociales más graves de nuestro país, y que están centradas en la lucha contra el desempleo y el aumento de la protección y bienestar social, pero que también abordan la fiscalidad y la calidad de la democracia, entre otras importantes cuestiones”.

ENTRE LAS MEDIDAS PROPUESTAS FIGURA LA RECUPERACIÓN SALARIAL Y DEL RESTO DE RECORTES EN EL SECTOR PÚBLICO Y LA RECUPERACIÓN DEL ESTATUTO BÁSICO DEL EMPLEADO PÚBLICO Y EL DERECHO EFECTIVO A LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA


Más de 600 delegados y delegadas de CCOO y UGT han participado en una asamblea pública, convo­cada por ambos sindicatos en la madrileña Plaza de Callao, para presentar a la sociedad y a los partidos políticos que concurren a las elecciones del 26 de junio un PLAN DE 20 ACTUACIONES URGENTES POR EL PROGRESO Y EL BIENESTAR SOCIAL. Una iniciativa que ha tenido un marcado carácter social y par­ticipativo, a la que estaban invitados los partidos políticos para que escuchen los problemas de la gente, tomen nota de sus reivindicaciones y asuman el compromiso de llevar al Parlamento y a la acción de gobierno dichas propuestas, para asegurar el cambio en las políticas que exige la mayoría de la sociedad.

Para CCOO se trata de unas propuestas de cambio y de rigor ante las que los partidos políticos deben pronunciarse, adquiriendo compromisos electorales y de gobierno claros y transparentes.

Es fundamental que se hable en la campaña electoral de lo que preocu­pa a la gente, y que los partidos en­tiendan que sus programas electorales son un contrato con la ciudadanía, que tienen que respetar una vez realizadas las elecciones, al contrario de lo que ha pasado en las últimas legislaturas.

Las principales propuestas son la lucha contra el paro, con el objetivo de reducir al final de la próxima legislatura la tasa de desempleo a la mitad y un plan de choque por el empleo de calidad, con medidas especificas para los colectivos con más dificultades de inserción en el mercado laboral.


Asimismo, se pide la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012 y lalucha contra la precariedad; el fin de las políticas de austeridad, tanto en España como en la Unión Europea; el aumento del SMI y la recuperación de los salarios, tanto en el sector público como en el sector privado; reforzar las políticas activas de empleo; una justa y ambiciosa reforma fiscales­tablecer en la Constitución un suelo de gasto social y revertir los recortes incrementando el gasto en sanidad, educación, protección social y ayuda a la dependenciaderogar la LOM­CE y trabajar por un pacto so­cial y político por la educación; recuperar el Pacto de Toledo yderogar las reformas de las pensiones desde 2012.

En el ámbito de las Administraciones Públicas se exigerecuperar el Estatuto Básico del Empleado Público y el derecho efectivo a la negociación colectiva. Recomponer el cuadro de derechos laborales y salariales arrebatados en la función pública en las pasadas legislaturas y garantizar una oferta de empleo público clara y suficiente para combatir la precariedad laboral en las Administraciones Públicas.

CCOO y UGT también piden que se garantice la igualdad de trato y la no discriminación; reforzar la prevención de ries­gos laborales;luchar contra la pobreza y establecer una Pres­tación de Ingresos Mínimos o Renta Mínima, como propone en la ILP promovida por CCOO y UGT, y que ha sido presenta­da en el Congreso con el apoyo de más de 700.000 firmas; combatir las nuevas formas de pobreza; construir un sistema integral de servicios sociales; aplicar de inmediato la ley de dependencia.

Asimismo, incidimos en la nece­sidad de poner en marcha un plan estratégico para la indus­tria; hacer avanzar la calidad de nuestra democracia, derogando la “Ley Mordaza” y el artículo 315.3 del Código Penal que criminaliza el derecho de huel­ga; defender una Unión Euro­pea social y respetuosa con los derechos humanos; exigir que los tratados de libre comercio sean herramientas de progreso, democráticas y transparentes, y rechazar el TTIP y el CETA

Imprimir artículo