Demandas de CCOO para unos PGE 2016 que promuevan efectivamente la igualdad real


21 sept. 2015





A pesar de que en esta legislatura han aumentado gravemente la pobreza y las desigualdades sociales y de género, a pesar de que en los presupuestos públicos destinados a políticas de igualdad han descendido casi a la mitad respecto a 2011, los Presupuestos Generales del Estado para el 2016 (PGE 2016) aprobados el miércoles en el Congreso dedican un ínfimo 0,0103 por ciento a políticas de Igualdad y prevención de violencia de género.

Unos PGE 2016 que no sólo no afrontan con los dineros públicos el deber de promoción de igualdad efectiva y de lucha contra las violencias machistas que aconsejan los organismos internacionales y mandata la Constitución a los poderes públicos, es que ni siquiera recuperan lo recortado.

La Secretaría Confederal de Mujer e Igualdad de CCOO, junto con más de 100 organizaciones feministas, han planteado a los grupos parlamentarios unas demandas mínimas para corregir unos presupuestos que, en su inacción, consolidan estructuralmente las desigualdades entre mujeres y hombres.

En un intento electoralista, el PP, con su mayoría absoluta, ha aprobado en el Congreso el pasado miércoles 16 de septiembre unos PGE 2016 irreales e inmovilistas en lo que concierne a las políticas de género, que pasan ahora a la tramitación del Senado. Y ello a pesar de que corresponderá gobernar y gestionar el gasto público a quien salga de las urnas en las próximas elecciones generales que se celebrarán en diciembre. 

Llama la atención que a pesar de que el mensaje electoralista del PP es que hay recuperación y crecimiento, el PP no se ha preocupado por incluir en estos PGE financiación y políticas necesarias para promover de manera efectiva la igualdad de género. Son los PGE de un gobierno a quien no le preocupa la igualdad real, que la posterga indefinidamente.

Si al gobierno del PP le preocupase de verdad avanzar sustancialmente en igualdad efectiva entre mujeres y hombres no demoraría otro año la ampliación de la duración del permiso de paternidad en los casos de nacimiento, adopción o acogida hasta el próximo 1 de enero de 2017. Se mantiene en 13 días, en vez de las cuatro semanas que contempla la Ley de Igualdad de 2007, retardando así una de las principales medidas de corresponsabilidad que favorecen la participación de las mujeres en todos los ámbitos de la vida, especialmente en el ámbito laboral. Porque constatamos diariamente que la falta de servicios públicos de atención a menores y la falta de medidas de corresponsabilidad aparta principalmente a las mujeres del trabajo, o las aboca a excedencias o al trabajo a tiempo parcial, con las consecuencias de sobrecarga de trabajos, pérdida de autonomía personal, brecha salarial, pérdidas o brechas en prestaciones sociales y pensiones, etc.

Desde 2011 el gobierno del PP ha recortado un 37% el programa 232B destinado a promocionar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y un 17% el programa 232C dedicado a actuaciones para la prevención integral de la violencia de género, desvelando la percepción que sobre los derechos de las mujeres tiene el gobierno del PP, potenciando un claro retroceso ideológico, legislativo y social, plasmado en contrarreformas como la laboral, la educativa, la restricción en el derecho de aborto para las jóvenes de 16 a 18 años, la exclusión de lesbianas y mujeres solas de la reproducción asistida en la sanidad pública….

Este retroceso ideológico y educativo, junto al aumento de la desprotección social, al mayor desempleo, a la feminización de la pobreza, a la insuficiente prevención, protección y atención a las mujeres víctimas de violencia, son factores de riesgo que potencian el caldo de cultivo de la violencia estructural contra las mujeres.

Por ello, CCOO denuncia el intencionado fracaso del gobierno del PP en potenciar las políticas de igualdad y de prevención de la violencia de género. Asimismo, CCOO pone de manifiesto que se trata de los PGE2016 son unos presupuestos que no contemplan la creación de empleo de calidad para las mujeres, ni garantizan el principio de igualdad entre mujeres y hombres.

CCOO defiende una política presupuestaria distinta con un sistema fiscal dedicado a conseguir, de manera justa, los recursos necesarios para financiar políticas que impulsen al máximo el crecimiento y la creación de empleo de calidad, y que reparta las cargas de la crisis, atendiendo a las personas en peor situación, especialmente a las mujeres que han sido las grandes damnificadas de la crisis en términos de empleo.

CCOO denuncia asimismo que el tantas veces publicitado en los dos últimos años Plan especial para la igualdad de mujeres y hombres en el ámbito laboral y contra la discriminación salarial (2014-2016) que contempla el Plan Estratégico de Igualdad ni está dotado de presupuesto, ni de diálogo social para su aplicación real.

Denunciamos igualmente el publicitado permiso de maternidad desde la semana 37 que el gobierno promete a las funcionarias, porque es una medida que no aporta nada (la trabajadora embarazada que requiera permiso por su embarazo ya tiene cubierta esta contingencia) y que sin embargo trata el embarazo como una enfermedad y busca alejar a las embarazadas del ámbito laboral, reforzando la tradicional penalización por maternidad.

Desde CCOO pedimos además que se incorpore una prestación de ingresos mínimos en los PGE 2016, por su indudable impacto de género, ya que el 80% de las personas beneficiarias de esta prestación son mujeres, paradas de larga duración que han agotado todas las prestaciones, o que carecen de cualquier ingreso, muchas veces llevando en solitario hogares con menores a cargo.

En Resumen, la Secretaría Confederal de Mujer e Igualdad de CCOO, junto a las más de 100 organizaciones feministas articuladas en la Plataforma Impacto de Género Ya, que suscribimos el Manifiesto Feminista sobre los PGE 2016, denunciamos y demandamos:

1) El recorte del 22% en prestaciones por desempleo incrementará la pobreza y la feminización de la pobreza.

2) Las políticas de igualdad de las mujeres siguen bajando, pese a las recomendaciones del CEDAW.

3) El programa contra la Violencia de Género sube un 6,3%, insuficiente para la financiación municipal de los puntos de atención y el Convenio de Estambul.

4) La 5ª suspensión de la ampliación del Permiso de Paternidad.

5) La Atención a la Dependencia sube un 6,4% para atender a un 55% más de personas, con un promedio de 3 euros al día por persona, contradiciendo el 5º Objetivos de Desarrollo Sostenible.

6) Educación: la LOMCE apuesta por la segregada, pero no por la infantil, la sexual, ni la compensatoria de desigualdades.

7) Sanidad pública universal y de calidad, incluyendo el derecho al aborto sin discriminación de edad.

8) La cooperación al desarrollo se mantiene estancada en niveles de principios de los años 90.

9) Sin investigación y desarrollo, y sin mujeres en la innovación, no hay futuro.



#ExigeCCOO
Únete a CCOO, a nuestra lucha diaria, y EXIGE tus derechos: más empleo de calidad, más igualdad, más corresponsabilidad.

Secretaría Confederal de Mujer e Igualdad de CCOO, 18 de septiembre 2015.


Más info:
Manifiesto Feminista Sobre los Presupuestos Generales del Estado 2016. Plataforma Impacto de género YA:
Imprimir artículo